Estudiar mercadotecnia y ser el patrocinador de tus propios sueños

Patricia Guerra es una nadadora mexicana quien ha logrado cruzar el Canal de la Mancha con un tiempo de 13 horas y 24 minutos. Ella ha sabido combinar su trayectoria deportiva con sus conocimientos en mercadotecnia para dedicarse hoy también al coaching, mental training y transmitir sus experiencias en conferencias.    

Aquí te contamos un poco sobre el proceso de preparación por el que pasó, los retos que enfrentó y la satisfacción que le dejó esta gran hazaña.

“Siempre estuve entrenando en alto rendimiento y un día, en unos Panamericanos en Puebla, alguien me sugirió que cruzara el Canal de la Mancha y me puso en contacto con Nora Toledano, quien ya lo había cruzado y entrenaba a gente para hacerlo. Me preparé durante dos años rumbo a mi primer cruce del Canal, en 2004. Al año siguiente regresamos seis mujeres a hacer el cruce e impusimos el mejor reto de la temporada nadando en relevos”, menciona la nadadora.

Durante su preparación hubo personas que pretendieron desalentar su intención de cruzar el Canal de la Mancha, al decir que era una irresponsabilidad, tomando en cuenta que tiene un hijo y por el caso de la última mexicana que lo intentó y falleció a las cuatro horas de haber iniciado la travesía. Esto la hizo dudar un poco, pero se mantuvo constante en cruzar el Canal de la Mancha.

De hecho para lograr su hazaña no contó con patrocinadores, sólo el patrocinio de la familia Ortega (fundadora de la Universidad del Valle de México). Patricia, tuvo que repartir su tiempo en entrenamientos, ser madre y tener un trabajo para reunir más recursos y cumplir su meta.

Durante el cruce por el canal, cuenta que hubo un momento donde un comentario de su equipo la hizo pensar se encontraba a mitad del camino pero al parar, se percataron que realmente llevaba una tercera parte del recorrido. Un momento muy difícil en donde puso a prueba su entrenamiento mental.

La nadadora también había tenido el deseo de estudiar Mercadotecnia, y tras su regreso del cruce del Canal de la Mancha, decidió cumplir esa siguiente meta.

Los retos no terminaron ahí. Patricia continuó preparándose como nadadora y licenciada, ella es clara al decir: “cuando regresé de mi cruce en relevos empecé mi entrenamiento rumbo al Estrecho de Magallanes, en la Antártida, y necesitaba muchas horas de entrenamiento. En ese tiempo, mis maestros siempre estuvieron muy conscientes de que necesitaba entrenar”, y le brindaron el apoyo para repartir sus tiempos.

“Al final del día tú te tienes que convertir en el principal patrocinador de tu sueño. Cuando tienes claro eso, entonces estás haciendo la mejor inversión de tu vida.” concluye Patricia Guerra, nadadora y Licenciada en Mercadotecnia.

Gracias al reto de lograr cruzar en varias ocasiones el Canal de la Mancha, Patricia Guerra vive de compartir su experiencia en todo lo que implica prepararse física y mentalmente para cumplir un sueño. Ahora imparte conferencias, mental training y coaching.

You Might Like