Si tu perro tiene tos, llévalo al veterinario

Ver a un perro enfermo de tos es algo inusual y hasta podría parecer que no es algo tan grave y que pronto pasará. Pero puede tratarse de la denominada “tos de perrera”, la cual debe ser atendida a tiempo por un médico veterinario.

Esta enfermedad de traqueobronquitis infecciosa, es de alto índice de contagio entre los caninos y en época de frío al menos 6 de cada 10 perros que se atienden en un hospital veterinario, presentan este padecimiento, tal como informa el MVZ Humberto Duhart, Director Nacional de Medicina Veterinaria de UVM.

El Dr. Humberto Duhart explica que la “tos de perrera” consiste en la inflamación de la tráquea y bronquios, y tiene una predisposición estacional, generalmente en época de frío y es causada principalmente por la bacteria bordetella bronquiséptica.

Anteriormente, este padecimiento estaba limitado a animales que permanecían en un lugar hacinado como perreras o tiendas de mascotas, pero en la actualidad, el hecho de que los perros son llevados a pensiones, guarderías o salen diariamente a la calle, se ha incrementado la incidencia de contagio.

Síntomas de la “tos de perrera”

Los síntomas son decaimiento, tos seca acompañada de una pequeña expectoración o flema, y algo peculiar con que puede identificarse el padecimiento, según señala el Dr. Duhart es que las cuerdas bucales se inflaman y hacen un ruido muy similar al de una foca.

Aunque no es una enfermedad peligrosa una vez que se diagnostica, es importante suministrar antibiótico y desinflamatorios recetados por un veterinario, además de evitar exponer a los perros a temperaturas muy frías o sacarlos a algún parque. También es importante mantener una buena higiene para no contagiar a otros caninos.

La “tos de perrera” es un padecimiento que se controla con antibiótico y con cuidados básicos, sin embargo, si no se atiende puede complicar el cuadro y desarrollar neumonía.

El Dr. Duhart indica que para prevenir esta enfermedad, es recomendable administrar a la mascota la vacuna contra bordetella, también llamada vacuna contra tos de las perreras. Se puede administrar a cualquier raza de perros, a partir de los dos meses de edad, se aplica una vez al año y tiene un costo promedio de 350 pesos.

Recuerda que tener una mascota requiere de responsabilidad para su cuidado. Cuando notes que tu perro o perra tienen alguno de los síntomas que se han mencionado, llévalos a una clínica u hospital veterinario para que te indiquen cuál es el tratamiento adecuado. Atender la salud de tu mascota es el mejor acto de amor.

Quizá te interese