Toretto: primer perro con carrito impreso en 3D en México

La historia de Toretto

Toretto es un perrito chihuahua que nació sin patas delanteras. Fue encontrado en la basura, pero su actual dueña lo rescató y, ayudada por expertos del Hospital Veterinario UVM, pudo darle una nueva vida gracias a un diseño impreso en 3D.

Guillermina Covarrubias encontró a Toretto recién nacido en medio del desperdicio, lo adoptó y decidió buscar cómo mejorar su calidad de vida.

Con 6 meses de edad, Toretto caminaba en dos patas, brincaba o se arrastraba con el pecho, lo que en el futuro iba a provocarle degeneración músculos y articulaciones, así como problemas de espalda y cadera.

UVM, una mano amiga

Buscando en internet, Guillermina conoció el trabajo de Santiago García Pasquel, director de la Licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad del Valle de México (UVM), quien diseñaba dispositivos para animales impresos en 3D.

García Pasquel ya había diseñado el pico de un Tucán en Veracruz y una prótesis articulada una perrita galgo que perdió su pata en un accidente. No había duda, los expertos del Hospital Veterinario UVM debían conocer a Toretto.

 

El primer reto

Guillermina y Toretto viven en Guadalajara, por lo que el primer reto fue la distancia. Sin embargo, para los expertos de UVM no hay desafío que no puedan vencer, así que el diseño del carrito para Toretto se hizo a distancia y basado en fotografías.

La pieza final impresa en 3D, está hecha con un polímero de Acrilonitrilo Butadieno Estireno (ABS) y algunas partes con poliácido láctico (PLA), esto le permite al carrito ser ligero. El resto de los materiales son amigables con la piel y evitar laceraciones.

“En este caso realizamos un diseño a distancia con simple comunicación, esto nos permite ayudar a más mascotas de otros estados de México, e incluso de otros países. El desarrollo del carrito con esta tecnología nos permitió realizar los ajustes necesarios el mismo día de la visita de Toretto a la Ciudad de México", explicó el doctor García Pasquel.

El futuro de Toretto

Gracias a la ayuda de los expertos del Hospital Veterinario UVM, Toretto podrá desplazarse de manera sencilla al caminar en cuatro patas. Su carrito impreso en 3D mejorará su calidad de vida.

Guillermina, la dueña de Toretto está feliz y agradecida con UVM: “La gente a veces piensa que un perrito con capacidades diferentes es mucha responsabilidad, es mucho gasto, es mucho trabajo extra. No es así.  Me encantó que la UVM busca técnicas de innovación para garantizar el bienestar de los animales”.

En México, Toretto es la primera mascota en tener un carrito impreso en 3D. De igual forma, esta es la primera vez que el diseño del carrito va a estar disponible para cualquier persona que necesite una solución para un perrito en estas condiciones.

Santiago García Pasquel, director de la Licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UVM hizo un llamado para sensibilizar a las personas sobre la tenencia responsable de mascotas, fomentar la adopción, la esterilización y, sobre todo, dar una segunda oportunidad a animalitos que tienen alguna discapacidad.

En 2021, los expertos de Hovet atendieron un caso similar al de Toretto. Conoce la historia de Guzzy.

Conoce la Oferta Académica en Ciencias de la Salud de UVM

UVM, certeza de lograr el futuro que quieres