Maestros para la educación por competencias

Ningún sistema educativo, por grande o innovador que sea, puede sustituir la calidad de sus profesores. El éxito académico de los alumnos depende en buena medida de la preparación de sus profesores y las técnicas de enseñanza que aplican en el salón de clase.

Una de las metodologías de enseñanza es la de la educación basada en competencias, que está orientada en las “necesidades, estilos de aprendizaje y potencialidades individuales para que el alumno llegue a manejar con maestría las destrezas señaladas por la industria” (Holland, 1966-97).

Organismos internacionales han avalado esta metodología de desarrollo de competencias y, más aún, trabajan en dar a conocerla para que cada vez sucedan mejores prácticas para que sea implementada en diversos países. Lo anterior es entonces el factor detonador para la indispensable preparación o actualización de los profesores y docentes en este enfoque educativo, para lo cual ya existen programas de Maestría en Educación.

Enseñanza por competencias, una necesidad mundial

Desde la visión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la educación basada en competencias  se fundamenta en:

  • Enfocar el crecimiento económico y el desarrollo social en las personas.
  • Crear mejores puestos de trabajo en los que el factor decisivo sea la susceptibilidad de emplearse de cada persona.
  • La necesidad de cambio del mundo actual. 

El enfoque por competencias ha puesto en el debate educativo dos puntos cruciales:

  1. El reclamo para la eliminación del “enciclopedismo” en la práctica escolar y el reconocimiento de la necesidad de que el trabajo escolar se oriente a resolver problemas del entorno que vive cada sujeto.
  2. El planteamiento de propuestas curriculares y el trabajo docente en el aula, a partir de diferentes corrientes de pensamiento que subyacen en la construcción de la propuesta de competencias.

Beneficios de una especialización en educación por competencias:

  • Preparación acorde al Modelo Nacional de Educación Basada en Competencias, poniéndolos al día en lo que requiere este sistema de enseñanza.
  • Oportunidad para el profesor de ocupar puestos directivos en instituciones privadas o de gobierno relacionadas a la educación.
  • Capacidad para el diseño, diagnóstico, administración, implementación y evaluación de programas académicos.
  • Habilidad para el análisis de forma crítica de los componentes de políticas educativas a nivel nacional y el conocimiento para diseñar y operar cursos para formar en competencias a otros docentes.
  • Capacidad para aplicar estrategias de enseñanza-aprendizaje basadas en competencias.
  • La preparación de los docentes para formar estudiantes bajo el esquema del desarrollo de competencias permite consolidar prácticas educativas centradas en el alumno para aportarle una de las mejores enseñanzas para el ser humano: vivir aprendizajes reveladores para afrontar retos en su historia de vida.

Fuentes: Barrón Tirado, Concepción (2004). “Formación profesional: modelos, perspectivas y orientaciones curriculares”

You Might Like