El futuro llegó a la industria y cambia la ingeniería

La típica línea de producción, tan reconocible en los siglos XIX y XX, muestra hoy una cara muy distinta. El nuevo modelo industrial no solo busca que las empresas sean más competitivas y reduzcan sus costos, también apunta a que la producción responda a los intereses de los consumidores por productos y servicios innovadores que les brinden una “experiencia” individualizada.

De acuerdo con el ensayo “Embracing Industry 4.0 and Rediscovering Growth”, del consultor industrial Olivier Scalabre, las nueve tecnologías que están transformando la producción industrial y nos llevan paso a paso hacia la Industria 4.0 (también llamada Revolución Industrial 4.0 o Manufactura 4.0) son:

  1. Robots autónomos. Eventualmente, los robots interactuarán unos con otros además de trabajar lado a lado con los seres humanos y aprender de ellos. Costarán menos y tendrán mayores capacidades que las utilizadas hoy en la manufactura.
  2. Simulación. Se utilizará cada vez más en las operaciones en planta para manejar datos en tiempo real y reflejar el mundo físico en un modelo virtual que incluya máquinas, productos y personas. De esta manera, será posible probar y optimizar en el ámbito virtual los ajustes de la maquinaria para el siguiente producto en línea antes del cambio real. Esto reducirá los tiempos de configuración de la máquina e incrementará los niveles de calidad.
  3. Integración horizontal y vertical de los sistemas. Las compañías establecerán redes que apuntan a la creación de cadenas de valor automatizadas
  4. Un internet de las cosas… industrial. La computación integrada en el ámbito de la manufactura permitirá que los dispositivos se comuniquen e interactúen entre sí, descentralizando la toma de decisiones y el análisis de datos para dar respuesta en tiempo real.
  5. Ciberseguridad. La necesidad de protegerse de amenazas a los sistemas industriales y a las líneas de producción crecerá exponencialmente. Como nunca antes, serán esenciales las comunicaciones seguras y confiables, así como la gestión sofisticada de la identidad y el acceso de máquinas y usuarios.
  6. La nube. Debido a la necesidad de las empresas de compartir datos más allá de las fronteras, las tecnologías basadas en la nube han mejorado su desempeño permitiendo que el tiempo de reacción se reduzca a apenas varios milisegundos. Los datos y funcionalidad de las máquinas se desplegarán cada vez más hacia la nube.
  7. Impresión 3D o impresión aditiva. Se utiliza sobre todo en prototipos y en la producción de componentes individuales. En la Industria 4.0 se fabricarán a través de este método pequeños lotes de productos personalizados y se dará cabida a una producción descentralizada.
  8. Realidad aumentada. Los sistemas basados en realidad aumentada apoyan muchos servicios, como la selección de partes en una bodega y el envío de instrucciones para reparación a dispositivos móviles. En el futuro, la realidad aumentada brindará a los trabajadores información en tiempo real para mejorar los procedimientos de trabajo y hacer más eficiente la toma de decisiones.
  9. Análisis de datos (Big Data). En el contexto de la Industria 4.0, la recolección y evaluación de los datos desde muy diversas fuentes –equipamiento, sistemas de gestión empresarial y de clientes, por ejemplo– será un procedimiento estándar que apoyará la toma de decisiones en tiempo real.

Después de este vistazo, quedan claras por lo menos dos cosas: la manufactura continuará su transformación de la mano de la tecnología, y en todos los tramos del camino se requerirán profesionales enfocados a la resolución de problemas: los ingenieros­.

Si esto es lo que te apasiona, consulta las opciones que te ofrece UVM en las áreas de desarrollo de la industria, transformación y automatización:

You Might Like