Kit básico para salir del desempleo

Por Jorge Montiel Romero*

Flotar en el limbo del desempleo es una situación en la que podemos terminar por muchas razones, tanto buenas como malas. Tal vez nos aplicaron el clásico recorte de personal, quizás decidimos renunciar para encontrar un mejor trabajo o porque de plano ya no aguantábamos al jefe tóxico que nos maltrataba por hobbie. Sea cuál sea la razón, con el paso de los días, nuestro bolsillo lo resiente, por eso necesitamos tener las herramientas básicas para encontrar pronto ese trabajo que nos deje crecer profesional y personalmente, y que le inyecte monedas a nuestra cuenta en el banco.

 

Un correo profesional

¿Tu correo aún parece el de un niño de 12 años? Algo así como “spiderjerry96@live.com.mx” ¿Seguro que ya habías trabajado antes? ¡Vamos! Es tiempo de que mejores tu imagen profesional porque, si envías tu CV desde ese correo electrónico que usas desde hace años, el reclutador no sólo no lo verá, sino que se reirá de ti. Así que, por favor, crea uno nuevo y nada de usar apodos. Lo mejor será que utilices tu primer apellido, seguido de un guion y luego las iniciales de tu nombre.

 

El CV actualizado y pulido hasta brillar

¿Cuándo fue la última vez que actualizaste tu currículum? ¿Aún le pones el nombre de tu secundaria? Ni al caso. También acuérdate que hay algunas cosas que nunca debes de decir, como que eres una persona trabajadora, dinámica, innovadora o proactiva. ¿Qué son estos adjetivos? ¿Qué significan? Es mejor que pongas ejemplos concretos de cómo fuiste innovador o proactivo en tus trabajos previos o cuáles fueron tus logros. Puedes incluir algunos pasatiempos sólo si son son relevantes para el puesto al que estás aplicando. Y sí, ya bye con la aburridísima plantilla de Word para el CV, podrías buscar un template para Photoshop que quedará tres mil veces mejor.

 

Cuentas en portales de empleo listas y batería al 100

Los portales de empleo (LinkedIn, OCC Mundial, Computrabajo, Bumeran) son fundamentales porque es ahí donde la mayoría de los reclutadores postean las vacantes. Generalmente necesitas tener una cuenta con tu perfil actualizado y cv al día para realizar el proceso. Muchos de estos sitios tienen apps para Android o iOS, así que bájalas y activa las notificaciones. Y ya que hablamos del teléfono, nunca te quedes sin batería por si te marcan de recursos humanos.

 

Lleva tu bitácora de búsqueda

Así como el capitán de un barco, tú también deberías de llevar un control sobre a qué empresas has enviado tu CV, si respondieron o no, quién es el contacto de reclutamiento, en qué fecha acudiste a una entrevista y cómo te sentiste. Esto te ayudará a visualizar gráficamente qué es lo que has estado haciendo bien o mal y también será un importante antecedente para saber a dónde podrías volver a enviar tu CV. Es tan fácil como crear una tabla en Excel y ponerle colores.

Ya sólo te falta llevar el traje a la tintorería y preparar tu mejor sonrisa para la entrevista. ¡Éxito!

* Publicación original en Profesionistas.org.mx

Quizá te interese