Tips para tu primera entrevista de trabajo

La primera entrevista de trabajo es un momento clave en el proceso de selección. Es ahí donde tienes la oportunidad de convencer al entrevistador de que eres la persona correcta para el puesto de trabajo, y averiguar si el empleo que abordas cumple con tus objetivos personales y profesionales.

La entrevista es un paso fundamental para conseguir tu primer empleo y adentrarte en el mundo laboral. Si has conseguido llegar a la fase de la entrevista, quiere decir que has destacado sobre el resto de candidatos y que, prácticamente, ya tienes un pie en la empresa. Para evitar errores y aumentar tus probabilidades de éxito, sigue estas recomendaciones.

Si es tu primera entrevista de trabajo, es muy importante que aprendas a controlar tus nervios ya que pueden jugar en tu contra. Practica con anterioridad delante del espejo para dominar tu lenguaje no verbal en la entrevista de trabajo y corregir tus errores antes de interactuar con el con el reclutador, esto te ayudará a ordenar tus ideas y contestar a las preguntas con más seguridad.

Infórmate sobre la empresa, es muy importante conocer a qué se dedica, cuáles son los productos o servicios que ofrece. Busca información en su página web, descubre cuál es su filosofía y el estilo de comunicación que proyecta, te ayudará a entender mejor el funcionamiento de la empresa y del puesto.

Viste según lo requiera el ambiente de la empresa, si el puesto de trabajo es para una consultora o un banco deberás ir acorde, ya sea con un traje o vestido formal. En cambio, si la vacante es en una start-up o una empresa joven, tu atuendo puede ser más casual, pero sin sobrepasar los límites de lo informal. Seguir los tips para tu primera entrevista de trabajo te acercará más a tu objetivo.

Recuerda ser puntual el día de la entrevista, es el primer acierto para demostrar que eres una persona responsable y profesional.

Controla el lenguaje no verbal, no manipules objetos mientras platicas con el reclutador y mantén contacto visual para demostrar tranquilidad y seguridad.

Especifica tus capacidades, las ganas de aprender y trabajar, pero evita alardear o aparentar ante el entrevistador que ya lo sabes todo.

Exprésate bien y responde con brevedad y coherencia, es importante que escuches con atención las preguntas que te hace, esto te ayudará a contestar con mayor precisión.

Quizá te interese