¿Por qué hacemos compras de pánico?

La situación actual a nivel mundial nos ha hecho conscientes del fenómeno de compras de pánico. Conoce más sobre este curioso comportamiento y cómo evitarlo.

Tal vez lo hemos criticado, tal vez lo hemos hecho, lo que es seguro es que todos hemos visto el fenómeno: cuando las cosas empiezan a ponerse un poco preocupantes, la gente corre a los supermercados a hacerse de todos los productos enlatados, alimentos en caja y cualquier cosa que se les atraviese que parezca necesario para sobrevivir durante una crisis y tal vez, en sus mentes, al mundo post apocalíptico al estilo Mad Max que vendrá después.

Frente a la situación actual que enfrenta el mundo, no ha sido la excepción. Hay reportes extraños en plataformas como Reddit de gente enterrando latas de frijoles en el bosque, y vimos con confusión cómo el pánico llevaba a cientos de personas a comprar todo el papel higiénico que se cruzara en su camino. Suena extraño y exagerado, pero este tipo de actitud se puede explicar científicamente.

Supervivencia y comportamiento en masa

El temor a lo desconocido es uno de los sentimientos más primarios del ser humano. Por eso, ante una crisis que nos pone en una posición en la que no habíamos estado antes, nuestro comportamiento revierte al modo de supervivencia. Nos enfocamos en reunir todo lo que necesitaremos para sobrevivir y al no saber cuánto durará la crisis, no podemos medir cuánto hará falta y lo tomamos todo.

Eso nos lleva a la siguiente razón por la que la gente no para de comprar: la sensación de escasez. Se necesitan solo unas cuantas personas comprando de más para que parezca que los productos se están acabando, lo que provoca que la gente crea que la crisis es mucho más grande y busque surtirse antes de que sea demasiado tarde.

 

 

via GIPHY

Otra razón por la que la gente se ocupa tanto de comprar productos que tal vez no necesite es que les otorga una sensación de control. Esta crisis ha modificado nuestro estilo de vida de una manera considerable y repentina, así que se genera la necesidad de sentir que estamos haciendo algo útil, algo en lo que tenemos todo el poder de decisión.

Nada empeora más estos problemas que los medios y las redes sociales. Lo que provocó las compras de pánico de papel higiénico fue un encabezado en televisión diciendo que a ese ritmo, el papel higiénico se acabaría en unas pocas semanas, después el encabezado se repitió sin la parte inicial, ahora por todos lados se decía que el papel higiénico se acabaría en semanas y con eso, todo el mundo salió a la caza de papel antes de que se acabara.

fakenews

Las redes sociales y la información falsa, las llamadas “fake news”, que esparcen también ayuda a incrementar el pánico en una crisis. Conforme crece la desinformación es más fácil que reine la confusión, el caos y el pánico, especialmente cuando la información oficial es tan cambiante porque así es más difícil mantenerse actualizado con datos fidedignos.

¿Cómo podemos evitar las compras de pánico?

Aunque es difícil luchar contra la manera en la que nuestros cerebros están diseñados, podemos aplicar varias técnicas, utilizadas en terapias cognitivo-conductuales, para evitar caer en estos comportamientos.

Reconocer las emociones negativas y su origen es el primer paso. De esta forma, aunque nuestro impulso inicial sea caer en pánico y actuar en consecuencia, lo más recomendable es detenernos un momento y reflexionar si en realidad será necesario adquirir tantos productos, sabiendo que las autoridades han repetido continuamente que los supermercados permanecerán abiertos y bien surtidos.

Es cierto que no podemos saber hasta cuándo durará realmente esta crisis ni qué será útil para sobrellevarla y qué no a largo plazo. Lo que sí sabemos es que actuar impulsados por el pánico nunca es la respuesta y podría dejar a otras personas en situaciones más vulnerables. Ser considerados y conscientes es lo mejor que podemos hacer siempre ante una crisis.

Quizá te interese