Importancia y efectividad del servicio social

Cuando eres estudiante universitario es común que la palabra servicio social se convierta en una preocupación para ti,  por tratarse de un trámite o actividad obligatoria y que requiere de invertirle tiempo fuera del horario escolar.

La realidad es que gracias al servicio social muchos jóvenes logran conocer hacia dónde prefieren enfocar su búsqueda laboral, y otros también consiguen su primer contrato para iniciar su trayectoria profesional en el lugar donde comenzaron realizando el servicio.  Más que un trámite, este requisito para graduarte puede ser una gran escuela para probarte en lo que será tu vida laboral.  

Servicio social universitario

Se denomina servicio social universitario a las actividades realizadas por los estudiantes que han comenzado el estudio de una licenciatura (incluidas las carreras de medicina o alguna ingeniería) en beneficio de la comunidad, y que al mismo tiempo constituyen parte de su formación profesional y cívica, según lo establecido por la UNESCO.

La retribución a la sociedad prácticamente se refiere a que el estudiante no percibe ningún pago por aplicar sus conocimientos en un área específica o en actividades para las cuales ha adquirido habilidades precisas. Sin embargo, la forma en que te recomendamos ver al servicio social es que aproveches ese compromiso para aprender y vivir la dinámica de trabajo de la profesión con la que estén relacionada tu preparación académica y conozcas personalmente las bondades y necesidades del sector al que pertenezca la empresa o institución donde estés haciendo tu actividad de servicio social.

En la actualidad México y el mundo demandan egresados con conocimientos globales, especializados, humanos y sensibles a las necesidades de la sociedad. Estas competencias podrían aprenderse en las universidades y en las aulas, pero la oportunidad de estar de frente con los proyectos o situaciones reales de trabajo se convierten en aprendizajes indispensables que sólo en la práctica podrán adquirirse.

Beneficios del servicio social

  • Tienes la oportunidad de proponer soluciones a necesidades actuales en nuestro país, las iniciativas de quienes hacen servicio social o prácticas profesionales siempre son atractivas para las empresas o instituciones.

  • Conoces personas que a la larga serán contactos cuando llegue el momento de buscar trabajo. En ocasiones el lugar donde se hace el servicio social se convierte en el primer contrato para que el joven ya egresado desempeñe una función dentro de la organización, pero con un salario.

  • Aprendes a administrar tu tiempo gracias a que el servicio se realiza con muy pocas horas al día  y en horas extra escolares, las cuales muchas veces ocupas para hacer tareas. Por lo tanto, esta también es la primera prueba de trabajo bajo presión, que en tu vida laboral enfrentarás con frecuencia.

  • En todos los ramos laborales puedes hacer tu servicio social, pero te recomendamos que busques una organización relacionada con tus intereses para que vayas enriqueciendo tu experiencia y conocimiento necesario sobre el sector que más te atrae y en el cual deseas seguir desenvolviéndote.

Estas son algunos de los beneficios, pero indudablemente el mayor beneficio que le encuentres a tu servicio social dependerá de tu entusiasmo e iniciativa para hacer una aportación con tus conocimientos y capacidades, además de tener la disposición de aprender.

Quizá te interese