¡Es invierno! No aumentes tu peso, mejora tu rutina

¿Piensas que el clima no influye en tu alimentación? En realidad, los cambios que experimenta tu organismo en invierno y verano son los que influyen en la forma de alimentarte, según explica Emmanuel Correa Solís, Coordinador de la Licenciatura en Nutrición en campus Lomas Verdes.

Así es, al disminuir el calor externo en invierno, nuestro cuerpo reacciona y hace ajustes para equilibrar la temperatura interna, por lo tanto, perdemos energía en este proceso y sudamos menos. Además, nuestros hábitos de sueño son diferentes, ya que dormimos y socializamos más en esta época del año.

Todo esto, hace que nuestra alimentación cambie sin darnos cuenta, aquí te damos algunas recomendaciones para balancear tus alimentos en invierno, recuperar la energía que pierdes con el frío y evitar esas lonjitas que no quieres tener.

Incluye en tu dieta diaria los siguientes alimentos:

chocolate

  • Chocolate amargo o semiamargo. Bebidas y cuadritos (2 máximo) con 80% cacao en lugar de chocolate te darán un aporte energético importante.
  • Nueces y almendras: aportan calorías.
  • En invierno tu cuerpo necesita azúcar y grasa, puedes alimentarte con arándanos y frutos secos que contienen vitaminas, minerales.
  • Agrega miel de abeja (1 cda) a las bebidas, en lugar de azúcar.
  • La chía y el nopal: la baba de estos alimentos te ayuda a mejorar la digestión.

 

 

 

green tea

Bebidas

 

  • Té verde (2 a 3 tazas al día) sin endulzar, son un antioxidante. Puedes utilizarlo como complemento de tu dieta diaria.
  • Café. La cafeína es estimulante, acelera el corazón y aumenta la temperatura de tu cuerpo. Compensa para mandar más sangre al cuerpo.
  • Agua. El agua no te hace bajar de peso, en realidad debes tomar la cantidad de agua que necesite tu cuerpo de acuerdo con tu peso. Este líquido hace que los procesos internos mejoren, por eso, si no tomabas agua y de repente lo haces, comenzarás a sentirte mejor.

 

 

dance

¡Complementa esto con ejercicio!

 

  • Desplázate caminando o dedica tiempo para esta rutina de actividad física. Al menos 15 minutos diario.
  • Si vas al gimnasio, aumenta el tiempo de tus ejercicios para compensar lo que estás comiendo de más.
  • Utilizar escaleras en lugar de elevadores.
  • Utilizar el coche lo menos posible.
  • Utiliza apps para hacer ejercicio en casa.
  • ¡Baila! Puedes practicar zumba, salsa, danza.
  • No ejercites de más, esto puede alterar tu ritmo cardiaco. Lo recomendable es aumentar el tiempo de los ejercicios que comúnmente haces.

 

 

No olvides que visitar a un nutriólogo para que te asesore siempre evitará que tengas problemas de salud.

*Entrevista y recomendaciones de Emmanuel Correa Solís, Coordinador de la Licenciatura en Nutrición en campus Lomas Verdes.

You Might Like