Posgrados: ¿Gasto o inversión?

El mercado laboral en el nuevo milenio ha crecido exponencialmente y se ha tornado más especializado y competitivo. El factor globalización, la interacción internacional de algunas industrias y la inmersión de la tecnología en los procesos de negocios imponen nuevos retos a la educación superior, así como una necesidad constante de actualización profesional.

Es un hecho que los profesionistas más preparados académicamente tienden a cotizarse mucho mejor en el campo laboral y por lo tanto, casi siempre, obtienen  mejores salarios y mayores beneficios que sus colegas menos especializados.

Las habilidades, la experiencia y los conocimientos que requiere algún cargo no pierden valor por el hecho de no tener un título de posgrado; no obstante,  para algunas profesiones o puestos laborales, tener un posgrado representa una ventaja competitiva. Por ello, hoy más que nunca, estudiar un posgrado debe verse como una valiosa inversión y no como un gasto.

Potenciar tu talento y experiencia laboral

Una maestría definitivamente es una inversión porque incrementa el valor de mercado de quienes obtienen el grado, al proporcionarles nuevas herramientas que les permitan mejorar su desempeño laboral  y contribuir a mejorar procesos productivos  en las empresas u organizaciones.

Además, estudiar un posgrado potencializa el talento, lo que se traduce en un incremento en la productividad personal. También, permite que el profesional establezca valiosas redes de contactos.  Y, lo que es mejor, en la mayoría de las ocasiones posibilita un incremento en las percepciones económicas de los ejecutivos.

¿Qué debes considerar al momento de elegir un posgrado?

El tiempo que puedes y quieres dedicar. Un posgrado representa una importante inversión de tiempo con exclusiva dedicación para tareas, lecturas y prácticas. Si se trata de estudios en línea, tendrás que ser más organizado en horarios. Considera  la duración de los cursos que debes tomar: un año en el caso de que estudies una especialidad; y poco más de dos años si estudias una maestría.

Enfoque del programa. Aunque hoy en día existe una amplia oferta de programas en diferentes universidades, no todas ofrecen la misma calidad académica, ni programas especializados en un sector que esté demandando más especialistas.

La modalidad de estudio. Es importante decidir si elegirás la modalidad presencial o los estudios en línea. Inclusive, existe la posibilidad de combinar ambas en algunos programas. Cada una tiene sus ventajas y sus desventajas. Elegir una u otra depende de tus intereses y disposición de tiempo.

El tipo de posgrado que es más adecuado a tus intereses. En México hay dos tipos principales de posgrado: de investigación y profesionalizante. El primero es recomendable para quienes desean continuar con estudios de doctorado y requieren habilidades de investigación. El segundo se enfoca a profesionistas que buscan completar su formación académica con un posgrado que puedan capitalizar en el trabajo.

 Entra a Explora Posgrados UVM y checa nuestra oferta académica para que te decidas a seguir ampliando tus posibilidades.

 

 Siete-puntos-para-elegir-maestria

 

Quizá te interese