Plan B, el método inteligente de lograr un objetivo

Seguro te suena familiar la frase de “las cosas pasan por algo”, con frecuencia te la han dicho cuando algo se interpone entre tú y lo que quieres. Independientemente de que lo creas o no, lo cierto es que lo más inteligente es considerar otras opciones y mejorar el plan que tenías en mente; es decir, si el plan A no funciona, ten listo un plan B.

¿Qué es un plan B?

Le llamamos plan B a una segunda estrategia u opción para lograr un objetivo, cuando el principal plan no dio los resultados como lo esperábamos. Generalmente nos planteamos propósitos personales y en el ámbito laboral o profesional bajo una forma de obtenerlos, pero pocas veces pensamos en una segunda opción, en caso de que la forma principal no nos lleve al éxito.

Un ejemplo común es cuando estás en la búsqueda de una escuela para estudiar la preparatoria o la universidad; una vez que has elegido una en especial, enfocas todas tus expectativas en conseguir un lugar ahí. Si lo logras, entonces te genera un sentimiento de orgullo y felicidad; pero en caso de que no sea así, corres el riesgo de sentir frustración e incluso comenzar a tener inseguridad o desconfianza en ti mismo.

Una manera de actuar con inteligencia y enfocar tus emociones en una nueva meta es precisamente contar con un plan B, que comparado con lo que no funcionó en tu plan A, se convertirá en un plan mejorado, a partir de lo que descubras que falló con el primero.

Esa segunda opción de estrategia te ayudará a tomar una actitud más positiva ante la falla del plan principal. Los grandes líderes o los emprendedores son un caso puntual de personas que saben que contar con un Plan B es parte de una lógica de preparación para atender cualquier escenario de resultados, favorables o desfavorables. Tener un Plan B es parte de la personalidad de personas que son previsoras y responsables, hablan de una persona que tiene la capacidad de resolver o de actuar ante una adversidad.

El éxito siempre está relacionado con aprendizajes de situaciones fallidas y de la búsqueda de opciones o acciones mejoradas para lograr un propósito.

 PlanB-1280x462.png

Guía rápida para actuar si no quedo en mi primera opción de escuela:

- Tranquilízate

Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, es importante que despejes tu mente de pensamientos y emociones negativas. Enfoca tu energía en que lo importante es que continúes tus estudios. Haz una lista de otras escuelas y comienza a visitar sus instalaciones y páginas web. Te sorprenderá encontrar que algunas cumplen con las expectativas de tu primera opción.

- Elige bien

Selecciona las opciones que tengan alta exigencia académica, prestigio y trayectoria. Infórmate acerca del tipo de plan educativo con el que preparan a sus alumnos para el momento de entrar a la universidad.

- Recuerda que no estás solo

Platica con tu familia acerca de las opciones que tienes para seguir estudiando. Recuerda que cuentas con tus parientes y que algunas preparatorias tienen programas de apoyo como becas, financiamientos y otras opciones para que sigas estudiando.

En UVM queremos acompañarte en tu proceso de búsqueda, conoce nuestros programas y ten la certeza de encontrar la opción para ti. 

Quizá te interese