Fisioterapia para Pequeñas Especies, el alivio de tu mascota

¿Pensabas que sólo los humanos necesitamos fisioterapia? Tu mascota puede estar sufriendo por algún dolor físico y aún no lo has notado.  Sí, los animales también requieren fisioterapia en ciertas situaciones, es por eso, que lo mejor es informarte para poder ayudarles.

Existen diferentes afecciones que pueden mejorar si tu perro, gato o cualquier animal lastimado recibe un tratamiento complementario con fisioterapia, estas son: músculos adoloridos o mallugados, espasmo muscular, tejido suave, tensión muscular, atrofia muscular, lesión sacroilíaca, rehabilitación después de una cirugía, ruptura de ligamento cruzado, reparación de fracturas, dolor en las articulaciones artríticas y enfermas y, tratamientos postoperatorios, entre otros.

Es importante que cada tratamiento sea supervisado y lo lleve a cabo un especialista, que en este caso es un fisioterapeuta de animales. Recuerda que el veterinario de cabecera podrá recomendarte algún tipo de terapia, sin embargo, no todos están preparados para rehabilitar pequeñas especies y utilizar el equipo que se requiere.

 

¿Cómo saber cuál es la terapia adecuada para mi mascota? Lo primero será seguir la recomendación del especialista y conocer los tipos de fisioterapia que existen para elegir la conveniente.

Terapia manual: debe ser guiada por un especialista y es recomendable como parte de un tratamiento de rehabilitación, después de una cirugía o lesión. Algunas formas son: estiramientos activos y pasivos, masajes, estiramientos miofasciales, ejercicios flexibilizantes, masaje transverso profundo, drenajes linfáticos y vasculares, masaje en puntos de acupuntura, presiones isquemizantes normotensivas y manipulaciones vertebrales, entre otras.

Electroterapia: es un tratamiento por medio de la electricidad, que se aplica para sanar lesiones o dolores musculares. Consiste en dirigir impulsos a la zona lastimada mediante electrodos y otros de los beneficios es que fortalece los músculos. En el caso de pequeñas especies con tumores o epilepsia, hay que dar aviso al terapeuta y evaluar los riesgos de este tratamiento.

electro

Hidroterapia: se emplea agua para aliviar distintos dolores y patologías en animales. Tienen varios beneficios como lo son, fortalecer los músculos, mejorar el movimiento articular, reduce los espasmos musculares y mejora la resistencia cardiorrespiratoria, entre otras.

Termoterapia: consiste en impulsar o bajar la circulación para reducir el dolor de la artritis y los espasmos musculares o preparar los tejidos para el estiramiento. En casos como estos se utilizan bolsas de agua caliente o luz infrarroja. Después de una cirugía o lesión es recomendable usar baños de hielo, gel o unidades de compresión de hielo.

Especialízate en Rehabilitación de Pequeñas Especies y conoce más métodos para ayudar a los animales.  

Quizá te interese