Clínica de Fisioterapia de UVM, apoya a adolescente contra síndrome que paralizó su cuerpo

Fuente: Sala de Prensa UVM 
http://laureate-comunicacion.com/prensa/clinica-de-fisioterapia-de-uvm-apoya-a-adolescente-en-su-lucha-contra-sindrome-que-paralizo-su-cuerpo/

 

Ciudad de México, 14 de marzo de 2018.- La primera vez que la señora Lorena Gómez acudió a la Clínica de Fisioterapia de la Universidad del Valle de México Campus Chapultepec, con su hija de 13 años de edad, fue hace aproximadamente seis meses. La causa fue la aparición del Síndrome Guillain Barré en su pequeña, según afirmó la señora Lorena.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el síndrome de Guillain Barré, del sistema inmunitario del organismo, ataca parte del sistema nervioso periférico. El síndrome puede afectar a los nervios que controlan los movimientos musculares, así como a los que transmiten sensaciones dolorosas, térmicas y táctiles; esto puede producir debilidad muscular y pérdida de sensibilidad en las piernas o brazos.

Se trata de una afección rara; si bien pueden verse afectadas personas de todas las edades, es más frecuente en adultos y en el sexo masculino. No hay cura para el síndrome, pero el tratamiento puede mejorar los síntomas y acortar su duración.

“Mi hija llegó en silla de ruedas a la clínica de UVM; estaba muy encorvada, ahora, después del tratamiento que le han dado ya tiene una mejor postura en su pierna, la mitad del cuerpo lo tiene más débil, pero ya puede caminar un poco más, su pierna estaba doblada, ya va mucho mejor, ya dejó la silla de ruedas, ahora ya camina apoyada por un bastón de manera independiente”, comentó doña Lorena.

 A decir de la Maestra Blanca Luz Romero Silva, Coordinadora Clínica de Atención Primaria de UVM Campus Chapultepec, la atención que se le brindan a Dulce, es médica, terapéutica general y fisioterapéutica; en forma específica y de acuerdo con el área lesionada la terapia que la menor recibe es neurológica.

La lesión de la menor, indicó la Maestra Blanca, es una Polineuropatía Desmilinisante que afecta a los nervios periféricos. “Generalmente es aguda, esto es, que una vez que cierta destrucción de esta mielina -que es como un cablecito que cubre los nervios-, crea la afectación, puede evolucionar incluso hasta la muerte o bien, a una recuperación al 100 por ciento. En el caso de Dulce, afortunadamente el grado de discapacidad es solo motora y es en lo que nos estamos enfocando”, señaló.

La Maestra Blanca espera que la rehabilitación de Dulce sea total. “Aunque la mayoría de quienes padecen este síndrome Guillain Barré queda con un 30 por ciento de secuelas, esto generalmente es más en relación a debilidad muscular, porque como no puede haber una recuperación al 100 por ciento de esa mielina que ya se perdió; pero lograr que quede una recuperación de 70 por ciento y que queden secuelas de 30 por ciento, en pacientes funcionales es un avance enorme”, señaló.

Omar Morales, pasante de la carrera de Fisioterapia en Campus Chapultepec de UVM, tiene asignada como paciente a Dulce; de acuerdo con el egresado, el progreso de la menor principalmente ha sido anímico, ya que cuando la paciente llegó a la clínica, se mostraba desconfiada, no tenía mucha motivación.

“Empezamos a trabajar en marcha, posturas, en movimientos de mano, brazo y hombro; al principio la marcha no era buena, ya en este momento puedo decir que la marcha la hace mejor, ya la hace más coordinada, más dinámica; aún nos falta trabajar las posturas porque no son ergonómicas, no tiene higiene postural, pero ya estamos trabajando en ello”, indicó Omar.

El egresado de fisioterapia también comentó que Dulce ya trabaja con juegos y con música, pues resultan elementos que la motivan. Durante las terapias, le reiteran que es capaz de hacer el trabajo y ello hace se la menor se sienta mejor y con más ánimos de continuar luchando para su rehabilitación.

Y es que la lesión de Dulce, comentó Omar Morales, es más pronunciada del lado derecho: el hombro, todo el brazo, el tronco y toda la pierna, incluso los dedos del pie, están más débiles que del lado izquierdo. Si pudiera dar una calificación a la recuperación de la niña, el fisioterapeuta la calificaría con un 40 por ciento de avance real, “la patología neurológica del paciente es muy laboriosa, es un trabajo de no solo una hora, sino de días, semanas, meses, pero los cambios sí se están viendo, sí hay mejoría en la paciente”, indicó.

En su rehabilitación, comenta el futuro fisioterapeuta, lo que más utiliza Dulce es la electroterapia y la electroestimulación, que ayudan a que los músculos trabajen; también se emplea la crioterapia para estimular su piel y con ese mismo estímulo también beneficiar a los músculos, en unos casos para que se relajen, otros para tonificarlos. “Debido a su patología, no podemos utilizar cualquier tipo de aparato porque no todos nos van a servir”, dijo.

En cuanto a trabajo de ejercicios y posturas, lo que hace la menor son postura de las piernas, trabajo de marchas combinada con electroestimulación; colocan a la pequeña en las barras paralelas, le piden que realice una marcha correcta, la trabajan con espejos para que vea cómo va progresando y cuál es el movimiento correcto, con la electroestimulación se impulsan los músculos para que estos potencialicen el trabajo.

“Otros ejercicios son en cadena abierta, ejercicios libres que no le lastimen las articulaciones, vemos específicamente músculos débiles, por ejemplo, los de cadera, que son los que la limitan a que realice una buena flexión de la misma articulación de la cadera; la paciente también tiene una limitante en las rodillas, siempre la tiene flexionada, ahí trabajamos con crioterapia, es decir, con hielo, pero también con otra modalidad que es terapia manual, con ella hacen tracciones, liberación neofacial para que se vayan liberando las articulaciones y pueda llegar a la extensión completa de la articulación de la rodilla”, manifestó.

La Maestra de Fisioterapia, Diana Paredes Salgado, Coordinadora de Fisioterapeutas y Rotación Clínica, hizo énfasis en la calidad en el servicio que brinda la Clínica de UVM Campus Chapultepec, que está totalmente abierto al público. “La atención se otorga a través de los pasantes, siempre supervisados por médicos y fisioterapeutas; el costo es realmente simbólico”, indicó.

Quizá te interese