Señales que indican que te conviene cambiar de empleo

 

 

No todos los días son buenos en el trabajo, y a todos nos entran dudas sobre nuestro futuro profesional de vez en cuando. Pero ¿cómo saber si es momento de buscar nuevas oportunidades? Cuando esta pregunta nos viene a la mente con demasiada frecuencia, debemos reflexionar sobre si estamos en una mala racha pasajera o si existen motivos de fondo por los cuales nos convendría buscar otro empleo.  

Durante los primeros años de la vida laboral, la importancia de un trabajo recae mucho sobre el aprendizaje que podamos adquirir en él. Si después de un tiempo ya no estás adquiriendo conocimientos nuevos o experiencias relevantes, y no ves oportunidades de crecimiento dentro de la organización, es razonable pensar en nuevas opciones.  

Si has perdido interés en tu actividad o industria actual, es también una señal para buscar empleo en otras áreas que te llamen más la atención. Recuerda que es de sabios cambiar de opinión, y si el entorno en donde te encuentras ya no te atrae, cuestiónate si tus habilidades e ideas podrían ser empleadas de mejor forma en algún otro sitio. Medita, sobre todo, si tú estarías más motivado en otro campo.  

Es un hecho también que podemos estar haciendo algo que nos gusta y percibiendo un salario atractivo, pero tener la mala suerte de encontrarnos en un equipo al que no nos adaptamos, o con un jefe o jefa con el que simplemente no hay química o que nos hace la vida de cuadritos. En ese caso, una opción pudiera ser explorar nuevas áreas dentro de la misma organización, pero recuerda que, aunque a veces cueste trabajo, laborar en distintos ambientes fomenta la capacidad de adaptación, por lo que tal vez puedas también poner un poco de tu parte antes de buscar nuevos horizontes.  

No está de más recordar que, si bien es cierto que no existe el trabajo perfecto, la vida es muy corta como para permanecer en un empleo que no nos interesa, no nos motiva o no nos permite crecer profesionalmente.  

Una recomendación importante es no precipitarte. Si una o varias de estas señales aparecen y sientes un fuerte impulso de cambiarte de trabajo, asegúrate de no renunciar intempestivamente, sino de tomarte tu tiempo en hacer una búsqueda cuidadosa. Si necesitas alejarte de ciertas circunstancias que prevalecen en tu empleo actual, vale la pena buscar alternativas que representen un cambio real respecto de aquello que ya no implica crecimiento o satisfacción profesional. 

Quizá te interese