Reduce el estrés y la depresión practicando yoga

El 21 de junio fue decretado por la  ONU como el Día Internacional del Yoga con la finalidad de concientizar sobre los beneficios que esta práctica puede aportar al organismo y a la salud mental. Esta celebración coincide con el solsticio de verano desde el 2015.

Yoga-UVM-2019

Más de 200.000 yoguis se congregaron en la ciudad de Kota para celebrar el Día Internacional del Yoga 2018.

La palabra "yoga" proviene del sánscrito y significa unión del espíritu, la mente y el cuerpo, según los textos del Bhagavad-Gita y los Yoga Sutras de Patanjali. Los orígenes de esta disciplina oriental milenaria se remontan al siglo VIII a.C.

El Yoga no es sólo una disciplina basada en posturas o ejercicios de respiración, busca que el individuo descubra el propósito de su existencia mediante la meditación, la respiración consciente, su relación con los demás y una alimentación saludable, conectando el cuerpo y la mente.

A través de las“asanas”, posiciones o posturas, te concentrarás en la meditación y el control de la respiración, la cual juega un papel muy importante en esta práctica, ya que a través de ésta los movimientos fluirán mejor, se evitarán lesiones y se calmará la mente, procurar alejar cualquier pensamiento que te distraiga.

BENEFICIOS YOGA

El yoga ofrece un enfoque holístico de salud y bienestar.Entre los principales beneficios encontramos:

  • Estabiliza la presión sanguínea
  • Tranquiliza la mente
  • Incrementa la flexibilidad, el balance,
  • Brinda tonificación muscular
  • Facilita la digestión
  • Mejora la postura y disminuye los dolores de espalda.
  • Mejora la calidad del sueño
  • Aumenta la memoria
  • Promueve la autoconfianza, la autoestima, paciencia y el optimismo.

Esta práctica que contempla la meditación en movimiento y el control de la respiración (pranayama) te permitirán alcanzar una vida más consciente y equilibrada.

Yoga-UVM2019

Todos podemos practicar yoga, sin importar la edad, sexo, peso, etc, los  distintos estilos de yoga se adaptan a las distintas personalidades. Lo único que necesitas es tener ganas de aprender, disposición, un mat y ropa cómoda.

TIPOS DE YOGA

Como ya mencionamos, existe un tipo de yoga prácticamente para cada personalidad. A continuación te compartimos los más populares.

    • Kundalini: Incluye asanas, respiraciones energéticas (pranayama), canto de mantras y meditación. Ideal para aquellos que buscan relajarse y explorar su lado espiritual.
    • Hatha: El más popular de todos. Combina diferentes posturas o asanas con ejercicios de respiración y meditación, demanda trabajar el equilibrio a través de las distintas posturas.
    • Bikram: Se realizan 26 asanas, en 90 minutos, a 40 grados. ideal para aquellos que buscan mejorar su flexibilidad y desintoxicarse por medio del sudor. ¡No olvides hidratarte bien!
    • Ashtanga Vinyasa: Es intenso, incluye varias poses a un ritmo constante y rápido. Ideal para aquellos que desean ejercitarse, mejorar su condición física y que le cuesta trabajo concentrarse. 

Recuerda estar atento a las limitaciones tu cuerpo, no todos tenemos la misma elasticidad ni condición física, pero no te desanimes, sé paciente y constante, así verás que muy pronto las asanas fluirán mucho mejor.

Recientemente un estudio realizado por la Universidad de Boston a 30 personas, entre 18 y 64 años, con depresión clínica, quienes tomaron clases de Iyengar Yoga, 3 veces por semana o  4 sesiones de 30 minutos en casa cada semana, lograron una disminución del 50% de  su nivel del depresión.

El Dr. Chris Streeter, autor del estudio, publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine, y  profesor asociado de psiquiatría y neurología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, comenta que los efectos secundarios de esta práctica milenaria son muchísimo más bajos que los de los fármacos, ya que "el yoga y la respiración afectan el sistema nervioso autónomo, y si el sistema nervioso autónomo se equilibra el resto del cerebro funciona mejor".

Ser yogui es reconocernos a nosotros mismos y asumirnos como agentes de cambio. Una mente y cuerpo sano, en calma y conscientes, verán con mayor claridad los fenómenos cambiantes del mundo que habitamos.

 

 

 

Quizá te interese