Ingenieros rumbo a la especialización en la ciencia de datos

Se suele llamar “unicornios” a los profesionistas que trabajan en la Ciencia de Datos. La broma consiste en decir que alguien con alto conocimiento de matemáticas y estadística, ciberseguirdad, Big Data, teoría de negocios, y que además domina distintos lenguajes de programación para estructuras complejas de datos… en realidad no existe. Pero por fortuna,  sí existe y te contamos qué hace.

Vivimos en un mundo híper informado. La inquietud sobre qué hacer con tantos datos y cómo darles sentido se ha convertido en un desafío de extraordinarias proporciones. Para resolverlo están los especialistas en Ciencias de Datos, una disciplina que desde hace relativamente pocos años ha tenido una creciente demanda en el mercado laboral.

Son ellos quienes analizan la avalancha de datos y encuentran información valiosa para utilizarla y aprovecharla en cualquier ámbito y tipo de organización.

En los siguientes años se requerirán cada vez más expertos que aporten soluciones avanzadas de análisis, interpretación y detección de comportamientos con base en la información presente; contribuyan a identificar las áreas estratégicas del negocio mediante análisis predictivos; proporcionen información interna y externa que genere mejoras de productividad; y también que descubran riesgos operativos y optimicen los protocolos de seguridad.

El Observatorio Laboral estima que en México un científico de datos puede ganar hasta siete veces más que un ingeniero sin especialización. ¿No es suficiente razón para que, si terminaste tus estudios en Ingeniería, Ciencias o Negocios –con fortalezas en Informática y Matemáticas–, te animes a ejercer esta profesión?

Un programa de posgrado de ingeniería es la Maestría en Ciencia de Datos, completamente en línea; cuyo plan de estudios está integrado por 10 asignaturas que propician el dominio de herramientas analíticas y estadísticas aplicadas a Big Data–cada día más voluminoso y heterogéneo–, así como el entendimiento de los procesos para el análisis y gestión integral de proyectos en cualquier tipo de organización.

El perfil profesional del científico de datos es de alto nivel, pues permite aprovechar la tecnología (mediante el dominio de distintos lenguajes de programación como R, C++, Python, Matlab o Pascal) y las bases de datos para sugerir a las organizaciones soluciones que mejoren su desempeño.

Más que nunca la especialización es un valor indispensable, y en la Ciencia de Datos los campos laborales son tan amplios como tu imaginación: desarrollo de software, analítica, servicios financieros, investigación, industria, educación, telecomunicaciones, manufactura, marketing, etcétera.

Dicen por ahí que la gran batalla del conocimiento solo la ganarán las empresas que se suban a la ola del Big Data y que coloquen a los científicos de datos en un lugar relevante, pero no solo por sus conocimientos y aptitudes, sino también por sus soft skills, habilidades tan valoradas como creatividad, empatía, resolución de conflictos, inteligencia emocional, negociación y humildad, entre muchas otras.

 

¿Lo sabías?

 

  • Según cálculos recientes (es imposible contabilizar el dato exacto), cada día se generan 2.5 cuatrillones de bytes de información. ¡Esto es 2.5 seguido de 24 ceros!

Fuente:  https://qz.com/994810/

  • Hoy la prioridad de la Ciencia de Datos no es solo su gran volumen. A este reto se han sumado otros dos: la heterogeneidad de los datos (texto, video, imagen, conversaciones, aplicaciones móviles) y la velocidad con la que se generan.

Fuente:  https://bbvaopen4u.com

 

Si estudiaste una ingeniería y te interesa especializarte en Ciencia de Datos... INGRESA AQUÍ

Quizá te interese