El nutriólogo del siglo 21

El profesional de la Nutrición hoy es mucho más que un planeador de dietas. Su papel en el cuidado de la salud ha crecido exponencialmente y exige conocimientos médicos más amplios y especializados. Por eso, el nutriólogo se transforma en health coach, pero también en asesor nutricional de pacientes con obesidad, diabetes y males cardíacos, en consejero de deportistas, profesional indispensable en trabajar en la industria alimentaria...

El nuevo perfil del profesional de la Nutrición, y también la necesidad de preparar nutriólogos capaces de desempeñarse en diversos escenarios, está exigiendo programas y planes de estudio más completos, una visión más amplia en la formación de estos profesionales, infraestructura y tecnología para la enseñanza.

En palabras de Saby Camacho, Doctora en Nutrición Humana y Directora Nacional de la carrera de Nutrición de la UVM, “el verdadero nutriólogo es aquel al que le interesa el estudio del cuerpo humano y su funcionamiento, así como la prevención y el tratamiento de las enfermedades desde el punto de vista alimenticio”.

El desempeño profesional va mucho más allá del diseño de dietas, se centra en los ámbitos de la alimentación familiar, la nutrición deportiva, la nutrición especializada en personas mayores, la seguridad alimentaria y la industria de alimentos.

 

 

Creciente campo de empleabilidad 

El crecimiento del espectro de posibilidades de empleo para el nutricionista ha elevado la tasa de ocupación de estos profesionales al 93.3%, según cifras del Instituto Mexicano de la Competitividad.

 

Todo pareciera indicar, además, que la demanda de nutriólogos podría incrementarse aún más en el futuro cercano, no solo debido a los problemas de obesidad y desnutrición en el país, sino también por la mayor incidencia de males como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y otros padecimientos que exigen atención especial en materia de nutrición.

 

Es por ello que los egresados de una Licenciatura en Nutrición tienen hoy un amplio campo de acción que abarca: escuelas, hospitales e instituciones de salud, centros de salud pública, programas de nutrición corporativa, industria alimentaria, nutrición deportiva,  centros de atención a adultos mayores, educación,  investigación y práctica privada. 

 

realiza tu test vocacional

Quizá te interese